Hoy queremos tocar un tema importantísimo para el bienestar emocional de cualquier perro: la socialización. Os presentamos unos cuantos consejos básicos para socializar un perro, tanto si se trata de un cachorro como de un perro adulto, algo vital para que vuestro compañero peludo sea feliz al 100 %.

Cómo socializar un cachorro

¿Tienes un cachorro entre 2 y 4 meses? ¡Enhorabuena! Esta es la fase más importante para socializar un perro, así que debes intentar aprovechar al máximo este periodo para que el cachorro se vuelva un adulto equilibrado. Durante esta etapa el perro debe tener cuantas más experiencias mejor (relacionarse con otros perros y personas, exponerse a sonidos, a ambientes diferentes, etc.) pero procurando que sean experiencia positivas: una mala experiencia en esta etapa puede ser fatal y generar un trauma de por vida. Si conseguimos que todo vaya bien durante estos dos meses, conseguiremos un perro más seguro, con mejores habilidades sociales y, en definitiva, más adaptado al medio.

Mientras el cachorro no tenga todas las vacunas, sal con él en brazos y que vea mundo. Invita gente a casa para que lo conozcan, organiza fiestas de cachorros e invita a perros equilibrados, pero procura que estos estén sanos y, sobre todo, desparasitados. Así podrás aprovechar los primeros meses de la vida de tu cachorro para que su socialización sea lo más amplia posible.

cómo socializar un perro

Shiro, conociendo a los más pequeños de la asociación AACIC. | (C) Conectadogs

¿Cómo socializar un perro adulto?

Los perros necesitan socializar durante toda su vida para estar equilibrados, y esto va mucho más allá de los juegos con otros perros en el parque. Haz planes de perro y disfruta con tu compi canino. ¡Hay vida fuera del parque! Piensa qué le gustaría hacer a tu perro y crea planes perrunos con el que mejorar su calidad de vida.

En cuanto a socializar un perro se refiere, siempre es mejor la calidad que la cantidad: observa a tu perro y procura que este cómodo. Aprende todo lo que puedas sobre el lenguaje canino y descubrirás que tu perro te habla con el cuerpo todo el tiempo.

No fuerces las cosas: a veces es suficiente con vivir la experiencia de fondo, sin necesidad de estar inmerso en ella. Con el tiempo aprenderás a distinguir cuándo tu perro está relajado en una situación, cuándo está observando y aprendiendo y cuándo se siente, directamente, incómodo. Para estas ocasiones, procura llevar algún que otro premio: prémiale y anímale cada vez que resuelva una situación que le provoque inseguridad.

Félix Rodríguez

Félix Rodríguez

Técnico en modificación de conductas.
Félix Rodríguez

Latest posts by Félix Rodríguez (see all)

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Phone: 640741290
Fax: info@conectadogs.com
G-66970021
Barcelona 08001