Como todos hemos escuchado, para la tenencia de determinadas razas de perros se necesita una licencia PPP específica: es la comúnmente conocida como “Licencia para perros potencialmente peligrosos”. Sin entrar en el debate sobre la idoneidad de la misma, lo acertado de su denominación o la acotación respecto de los elementos objetivos y subjetivos que la modulan, vamos a centrar el contenido de este artículo en conocer sus características, cuáles son los requisitos y cómo tramitarla, todo ello de la forma más pragmática posible.

Pretendemos clarificar una exigencia administrativa que, lejos de convertirse en una barrera para adoptar o acoger determinadas razas, se vea como lo que es: un mero y sencillo trámite ante el Ayuntamiento de nuestra localidad.

Para tener un pitbull necesitas tener licencia PPP

Cómo tramitar la licencia PPP

Este trámite, como la mayoría, debe realizarse mediante los IMPRESOS / MODELOS que cada ayuntamiento dispone a tal efecto, y con el abono de la correspondiente tasa municipal. Por lo general, la licencia tendrá una duración de 5 años, momento en el cual habrá que renovarla. Además, y tal y como concretaremos con posterioridad, la licencia PPP es personal e intransferible, por lo que cada interesado deberá disponer de la suya propia.

¿Para qué perros necesitamos tener una licencia PPP?

Se hace necesario apuntar, por si alguien quisiera regocijarse en las fuentes, que existe una legislación estatal (Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, por el que se desarrolla la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos) que marca las bases de la normativa que cada comunidad autónoma tiene en relación a los perros y/o las razas consideradas potencialmente peligrosas. Por tanto, cada comunidad puede ampliar el listado de lo que son considerados perros de razas potencialmente peligrosos y que, por tanto, conviene consultar. La normativa estatal incluye en esa lista a:

  • Pit Bull Terrier
  • Staffordshire Bull Terrier
  • American Staffodshire Terrier
  • Rottweiler
  • Dogo Argentino
  • Fila Brasileiro
  • Tosa Inu
  • Akita Inu

Y en Cataluña, mediante el DECRET 170/2002, d’11 de juny, sobre mesures en matèria de gossos considerats potencialment perillosos (que refiere a la normativa estatal y a la LLEI 10/1999, de 30 de juliol, sobre la tinença de gossos considerats potencialment perillosos) suma, además de los anteriores, a:

  • Bullmastiff
  • Dóberman
  • dogo de Bordeus
  • Mastín napolitano
  • Presa canario

Además del listado anterior, también tienen la consideración de razas consideradas potencialmente peligrosas todos aquellos perros descendientes -cruces o mestizos- de las razas anteriores, aquellos perros que han tenido episodios de agresiones a personas o a otros perros (lo cual debe estar certificado por el veterinario designado con competencias a tal efecto), los que han sido adiestrados para el ataque y la defensa y los de características que se correspondan con todas o la mayoría de las mencionadas en el anexo II del Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, a saber:

  • Fuerte musculatura, aspecto poderoso, robusto, configuración atlética, agilidad, vigor y resistencia.
  • Marcado carácter y gran valor.
  • Pelo corto.
  • Perímetro torácico entre 60 y 80 cm, altura en la cruz entre 50 y 70 cm, y peso superior a 20 Kg.
  • Cabeza voluminosa, cuboide, robusta, cráneo ancho y grande y mejillas musculosas y abombadas. Mandíbulas grandes y fuertes, boca robusta, ancha y profunda.
  • Cuello ancho, musculoso y corto.
  • Pecho macizo, ancho, grande, profundo, costillas arqueadas y lomo musculoso y corto.
  • Extremidades anteriores paralelas, rectas y robustas y extremidades posteriores muy musculosas, con patas relativamente largas formando un ángulo moderado.

Además, en relación al animal hay que tener en cuenta que también se hace necesaria para la mayoría de ayuntamientos:

  • La acreditación de haber formalizado un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros con una cobertura no inferior de entre 120.000€ y 150.000€mediante la presentación de la fotocopia del recibo acreditativo del pago de la póliza de responsabilidad civil, en vigor. En algunos Ayuntamientos pueden pedirte una cobertura mayor y que la cobertura esté exenta de franquicias en cuanto a la responsabilidad civil a terceros. Previamente a la contratación del seguro hay que asegurarse de cuál es la cuantía exigida por cada administración local.
  • La acreditación de la identificación del animal mediante el microchip y su registro en el censo municipal correspondiente.

¿Cualquier persona puede conseguir la licencia PPP?

Por otro lado, hay que apuntar que dicha licencia no se centra únicamente en las características del perro, sino que tiene unos ELEMENTOS PERSONALES de obligado cumplimiento para el solicitante que condicionarán su otorgamiento. En este punto, y como hemos dicho, debemos reiterar que la licencia es personal e intransferible y únicamente está vinculada a la persona en favor de quien ha sido solicitada y otorgada. Y es que esta persona debe cumplir unos determinados requisitos que deben ser evaluados por el propio ayuntamiento o terceros que emitirán los correspondientes certificados:

  • Ser mayor de edad.

Generalmente, será comprobado y acreditado mediante la aportación del DNI o NIE (a la postre, el documento de identificación) junto a la solicitud.

  • No haber sido condenado por delitos de homicidio, lesiones, torturas, contra la libertad o contra la integridad moral, la libertad sexual y la salud pública, asociación con banda armada o de narcotráfico, así como no estar privado por resolución judicial del derecho a la tenencia de animales potencialmente peligrosos.

Ello se acreditará mediante el Certificado de antecedentes penales expedido por el Ministerio de Justicia previo pago de las correspondientes tasas (para el año 2018 ascienden a 3,74.- €). En algunos casos, los Ayuntamientos pueden recabar dicho certificando previa autorización por parte del solicitante para que la propia administración local requiera de oficio información sobre sus antecedentes penales al Registro Central de penados y rebeldes.

  • Disponer de capacidad física y aptitud psicológicapara la tenencia de animales potencialmente peligrosos.

Lo anterior se acredita mediante el Certificado médico específico. Este tipo de certificado (análogo al necesario para obtener el carné de conducir) se puede obtener en los centros médicos especializados.

  • No haber sido sancionado por infracciones graves o muy graves con alguna de las sanciones accesorias previstas en la normativa de aplicación.

Generalmente se debe cumplimentar un formulario o modelo tipo en forma de declaración jurada / modelo tipo que se facilita en el propio ayuntamiento manifestando que no se ha sido sancionado en tal sentido.

¿Qué documentación es necesaria para pedir la licencia PPP?

En resumen, para llevar a cabo la solicitud de la licencia PPP, y por lo general ya que tal y como hemos comentado cada ayuntamiento puede disponer de requisitos o fórmulas específicas, hay que aportar:

  • Original y fotocopia del impreso de solicitud de la licencia debidamente cumplimentado.
  • Copia del pago de la tasa para el otorgamiento de la licencia para la tenencia y conducción de perros potencialmente peligrosos.
  • Original y fotocopia del DNI (o pasaporte o carné de conducir) vigente.
  • Certificado médico de capacidad física y aptitud psicológica.
  • Generalmente, una declaración jurada de no haber sido sancionado por infracciones graves o muy graves.
  • Copia del recibo / abono del seguro.
  • Identificación (chip) y registro censal del animal.

Y después, ¿qué?

Paralelamente a lo anterior, y una vez obtenida la licencia, hay que tener en cuenta determinadas limitaciones respecto de otros perros, que se establecen en la mayoría de comunidades autónomas y ayuntamientos. Así, cabe recordar en relación a los perros con las características enumeradas en apartados anteriores, que las personas que pasean a estos animales, además de llevar siempre la licencia consigo, deben considerar que:

  • Los perros tienen que ir atados con una cadena no corredera de 2 metros de longitud máxima y provistos del correspondiendo bozal en todas las vías y espacios públicos, en las partes comunes de los inmuebles colectivos, en los transportes públicos y en los lugares y en los espacios de uso público en general,
  • Sólo se puede pasear un perro potencialmente peligroso por persona
  • Está prohibido hacerlos criar.

Y hasta aquí llega esta breve guía sobre la licencia PPP: esperamos que os sea de utilidad y que arroje algo más de luz sobre un tema que, todavía hoy, echa para atrás a muchas personas que no saben muy bien cómo tramitarla antes de adoptar uno de estos fantásticos perros con los que en Conectadogs llevamos a cabo proyectos tan maravillosos como Pitbullying.

Latest posts by Miguel A. Gutiérrez (see all)

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Phone: 640741290
Fax: info@conectadogs.com
G-66970021
Cervelló 08758