Aunque hace algunos meses que tenemos la suerte de conocerle, hoy queremos presentaros a Ron: este guapérrimo peludo que está de acogida en casa de Rakaèle y que cuenta con una historia digna de contar, pero mucho más digna de tener un final feliz.
Ron fue perro de vigilancia en una nave industrial durante toda su vida. Esto significa que se pasaba los días encerrado en una jaula, totalmente solo, y que de noche vigilaba la nave con un guardia de seguridad. Esta es la única vida que conoció Ron durante 9 larguísimos años.
Un día, sus dueños decidieron que ya era demasiado viejo para vigilar y que había llegado el momento de deshacerse de él. Como si fuera una herramienta rota. Su primera intención fue acabar con su vida, que en ningún momento tuvo valor alguno para estas “personas”.

Pero gracias al empeño de gente buena, Ron acabó su vida de vigilante de una forma menos triste: fue trasladado a una protectora en Albacete. El vigilante que le acompañó durante tantos años propuso llevárselo a su casa, pero el tiempo pasó y pasó y jamás fue a buscar a su fiel compañero.


Traicionado y solo, Ron no se adaptó bien a su nuevo hogar: 9 años de soledad empezaron a pasarle factura, y su día a día se convirtió en un presente perpetuo de ansiedad, estrés y sufrimiento. Ron desarrolló muchas estereotipias: daba vueltas en círculo durante horas dentro de su chenil, se mordía la cola, se arrancaba el pelo, lloraba y lloraba… La presencia de otros perros solo empeoraba su estado anímico y, en consecuencia, su estado de salud.
Finalmente, una voluntaria decidió que la única opción era sacarlo de allí porque, si no, Ron acabaría muriendo de pena. Y jamás encontraría la familia que le había faltado durante toda su vida.
Fue así como acabamos conociendo a Ron y, finalmente, se instaló en casa de Rakaele. Allí, se le diagnosticó una cauda equina que nunca había sido tratada y una artrosis avanzada. No podemos imaginarnos el dolor que Ron ha padecido durante años, sin que nadie hiciera nada por ayudarle.
Tras un año de muchísimo trabajo, Rakaele y Ron son ahora un gran equipo y ha llegado el momento de empezar a buscar esa familia definitiva que, por fin, le enseñe a Ron lo increíble que puede llegar a ser la vida. Buscamos para él una familia donde no convivan más animales, con un jardín en el que Ron pueda pasear con tranquilidad y buscar su propio espacio cuando lo necesite.
¿Nos ayudáis a dar con esa familia? ¡Después de 9 años de trabajo, Ron se merece una jubilación con honores!

Si quieres conocer a Ron, puedes escribirnos a info@conectadogs.com o bien contactar directamente con Rakaele escribiéndole a rakaeleduca@gmail.com.

Conectadogs

Conectadogs

Terapias que dejan huella
Conectadogs

Latest posts by Conectadogs (see all)

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Phone: 640741290
Fax: info@conectadogs.com
G-66970021
Barcelona 08001