Comunicado urgente a 10/04/2019

En Conectadogs necesitamos un nuevo terreno

Debido a visiones irreconciliables acerca del rumbo general de Conectadogs, el terreno donde estamos ubicados actualmente (en Sant Esteve Sesrovires) se ha puesto en venta y debemos abandonarlo en un plazo máximo de 1 mes: como muy tarde, el 5 de mayo (hoy, nos quedan 24 días). Esto es debido a que este terreno es propiedad particular de la (ex) presidenta de la asociación, quien pudo solicitar un crédito personal al banco gracias al aval de un inversor privado para poder comprar el terreno; hemos llegado a visiones incompatibles para el desarrollo del proyecto y, a fecha de hoy no hemos conseguido que la Administración nos conceda todavía ninguna de las licencias para llevar a cabo el Proyecto CRAE. El pasado 5 de abril la titular del terreno presentó la dimisión de su cargo y también su baja como socia ejecutiva de la entidad, dando por finalizada así toda relación jurídica con Conectadogs y marcándonos un máximo de un mes para desalojar ese espacio.

Esto significa que, en tanto que el Proyecto CRAE está intrínsecamente ligado a la tesis doctoral de esta persona, lo lógico es que este proyecto se quede con ella y vamos a cesar nuestra participación en su desarrollo y aplicación: desde Conectadogs nos desvinculamos totalmente de dicho proyecto de ahora en adelante y nos concentramos en dos objetivos: el primero, y el más importante, poder reubicar y seguir tratando a los animales que tiene la asociación bajo su cargo y, a su vez, el segundo, seguir aplicando el programa ReStart, los distintos planes de educación y sensibilización animal y las actividades con animales.

¿Y qué va a pasar con los animales?

El plazo de 30 días naturales (hoy, 24 días naturales) nos obliga a tomar decisiones rápidas y a pedir la colaboración de todas aquellas personas que quieran ayudarnos a encontrar un nuevo lugar en el que puedan vivir y podamos seguir trabajando con ellos. Ahora mismo, la asociación acoge a:

  • Strady, un perro que estaba en riesgo de ser sacrificado por atacar a un voluntario de la protectora de Tárrega y con quien estamos trabajando desde mediados de noviembre de 2018 para que una futura adopción sea posible.
  • Ron, a quien querían sacrificar tras toda una vida como perro de seguridad porque ya no era útil para el trabajo. Ron acabó en una protectora desde la que contactaron con nosotros porque no podían ayudarle: nunca había sido socializado con perros ni personas, tiene la espalda destrozada por haber vivido encerrado en una jaula demasiado pequeña y padece dolor crónico a causa de la cauda equina, una enfermedad que provoca inflamación al final de la columna.
  • Peggy Sue, una cerda vietnamita que rescatamos a principios de 2019 y que había sido atacada por unos perros en Terrassa. Con los cambios legislativos de este último mes, Peggy Sue corría el peligro de ser sacrificada, debido a que los cerdos vietnamitas han sido declarados especie exótica invasora. Su situación está legalizada, pero debido al giro de los acontecimientos necesitamos encontrar rápido la mejor solución para ella.

Strady no puede ingresar en una protectora en la que no tengan tiempo o recursos para trabajar con él día a día y de una forma específica para terminar de corregir su agresividad. Asimismo, llevamos un año y medio de esfuerzo con Ron, acostumbrándole a vivir con gente, tratando sus lesiones y enseñándole a convivir, dentro de las limitaciones de su edad y de su trayectoria vital, en sociedad.

Si no conseguimos un espacio para ellos, todo esto se perderá.

Hemos encontrado un terreno que se adapta mejor a las necesidades de la asociación, muy cerca de Barcelona, en Montcada i Reixach, donde podemos reubicar a los tres animales. Pero nos solicitan un pago semestral del alquiler, y no disponemos de tanto dinero. Tenemos que abonar 3.600 €, de los cuales hemos conseguido que la protectora de Tárrega nos done 400 € y hemos podido reunir otros 1.100 € entre aportaciones personales y familiares. Vamos a crear una recaudación de fondos para conseguir los 2.100 € restantes. Con este dinero podemos sufragar los 6 primeros meses de alquiler y la adecuación del terreno para que los animales puedan vivir allí con seguridad.

Hacia dónde nos dirigimos en esta nueva etapa

Desde Conectadogs seguimos trabajando en la sensibilización de la ciudadanía respecto al bienestar animal y vamos a seguir manteniendo activas las siguientes líneas:

  • El proyecto ReStart y el programa de rehabilitación, centrado en la modificación de conducta de perros con graves problemas de comportamiento que imposibilitan su adopción. Ahora mismo, estamos trabajando con Ron y Strady.
  • Urbandogs, un programa de educación ambiental para mejorar la convivencia vecinal a través de la educación canina, cuya fase piloto se aplicó con éxito en el barrio de La Palmera (distrito de San Martí de Provençals) y en cuya ampliación y mejora estamos trabajando junto con el Servicio de Prevención y Convivencia del barrio, perteneciente al Ayuntamiento de Barcelona.
  • Intervención en varios centros educativos de Barcelona para fomentar la sensibilización infantil en torno al bienestar animal.
  • Actividades lúdicoformativas para fomentar el vínculo entre personas de distintos colectivos y animales, como las que llevamos a cabo con entidades como AACIC CorAvant y TEAMAR.

Sin tu ayuda no podemos hacerlo posible. Por favor, colabora difundiendo o aportando cualquier ayuda económica por pequeña que sea. Toda acción nos acerca más a poder conseguir un nuevo centro para nuestros animales y seguir trabajando para el bienestar animal.

Teléfono: 679374978
Correo: info@conectadogs.com
G-66970021
Montcada i Reixach