La Huella de emociones

La soledad, la tristeza o el miedo son algunas de las emociones que los perros abandonados sienten constantemente, incluso cuando viven en un refugio. Pero ¿qué pasa con todas esas emociones cuando un perro es adoptado?

Para descubrirlo, los participantes en esta actividad deberán crear equipos y trabajar mano a mano junto con el perro de su equipo, con el objetivo de conseguir todas las piezas de un rombecabezas superando un circuito de obstáculos.

Una vez reunidas las piezas del puzle tocará debatir sobre su posible significado para ver en qué lugar encaja cada pieza y qué pasa con cada emoción negativa cuando el perro llega a su nuevo hogar.

¿Qué objetivos tiene esta actividad asistida con perros?

  • Fomentar valores como la empatía, la colaboración y la superación de obstáculos en la vida.

  • Reconocer diferentes emociones y su implicación emocional tanto en el bienestar propio como en el ajeno.

  • Concienciar sobre la problemática del abandono animal  y la necesidad de la tenencia responsable.
  • Fomentar el respeto al otro y el buen trato hacia los animales, tanto humanos como no humanos.

El equipo canino

Los perros que participan en la Huella de emociones son perros acostumbrados a participar en actividades y en terapias con perros. Su carácter no es muy intenso y están habituados al contacto con niños y jóvenes, por lo que se desenvuelven con delicadeza con ellos.

Además, aunque para los perros los premios son un gran motivador, están acostumbrados a cogerlos con suavidad para que los pequeños se sientan incómodos.

¡Te lo resumimos en imágenes!

Si quieres saber más, ¡escríbenos!

Phone: 640741290
Fax: info@conectadogs.com
G-66970021
Barcelona 08001